“Hoy, las primeras impresiones se realizan en internet. Ya sea que tenga una cita, una entrevista de trabajo o esté pensando en contratar un cirujano, irá directamente a Google”. Por eso la reputación online es tan importante especialmente en tiempos altamente digitalizados. Los consumidores no tienen tiempo para llamar y reunirse con varias empresas, y prefieren leer varias reseñas o artículos sobre la marca. El conocimiento es poder y los clientes potenciales recopilan tanta información como pueden antes de tomar lo que creen que es una decisión informada.

Cuando un cliente potencial busca su nombre, ¿qué es lo primero que aparece? Con suerte, es una recomendación entusiasta, pero muchas veces no lo es. Los clientes satisfechos no utilizan Internet con tanta frecuencia como lo hacen los descontentos. Si alguien está extremadamente insatisfecho, incluso puede hacerse pasar por un crítico experto o profesional para atacar su imagen. Si las primeras publicaciones que aparecen en Google son negativas, lo más probable es que no busquen los artículos positivos que podrían estar cerca del final de la página o, peor aún, que se encuentran en la página dos.

Aquí es donde aparecen las empresas especializadas en la gestión de reputación como Reputacion.com, que se especializan en ayudar a individuos, pequeñas empresas y grandes corporaciones a construir una reputación a prueba de balas. “Tenemos un equipo con experiencia en relaciones públicas, posicionamiento en buscadores, periodismo, soluciones de gestión de crisis, relaciones gubernamentales, políticas públicas y gestión de la reputación online”

Suprimir o eliminar los comentarios negativos sobre su empresa es clave para que su empresa vuelva a ser positiva. Por mucho que trabajes para brindar un excelente servicio al cliente y solucionar cualquier problema que surja, todo puede ser destruido por una mala reputación en línea. Es necesario contrarrestar las malas críticas, las declaraciones difamatorias, las quejas y la mala prensa. La mayoría de las empresas no tienen los recursos para hacer esto por sí mismas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *